Inicio > Jardín de la USB > Asaí (Euterpe Catinga)

Asaí (Euterpe Catinga)

  • Planta con pocos tallos de hasta 10 m de alto y 6 cm de diámetro. Raíces rojizas que salen al exterior. Pseudocaule anaranjado a rosado de 60 cm de longitud. Corona de 8 a 10 hojas con raquis hasta de 2 m de largo y 38 a 42 Pinnas de hasta 60 cm de longitud y 3 cm de ancho. La inflorescencia con pedúnculo de hasta 10 cm y raquis de 30 de largo con cerca de 50 raquilas blancuzcas. Frutos color negro violáceo de hasta 1 cm de diámetro con una semilla.
  • Nativa de la Amazonia oriental, tanto en áreas aluviales inundables , cochas, como en tierras no inundables. Es vegetación predominante en las zonas inundables y charcos del estuario amazónico, muchas veces, en asociación con el aguaje (Mauritia flexuosa).
  • El hábitat natural de la especie se caracteriza por presentar clima tropical lluvioso. con temperatura media anual de 25,9 grados C, precipitación pluvial de 2,761 mm/año, evapotranspiración potencial de 1,455 mm, humedad relativa de 86% y con 2,389 horas anuales de brillo solar.
  • El asaí puede ser propagado tanto vegetativamente, a través de los hijuelos que surgen espontáneamente en la base de la planta, como por semillas.
  • La sensibilidad a bajas temperaturas y al secado son características importantes de las semillas de asaí. Temperaturas debajo de 15 grados C comprometen el poder germinativo, lo que también ocurre cuando las semillas reducen su contenido de humedad hasta alrededor de 20%. Cuando tienen estas características, las semillas no pueden ser conservadas por los procesos convencionales de almacenamiento, pues, presentan comportamiento recalcitrante. Lo ideal es que sean sembradas inmediatamente después de la extracción y beneficiamiento, en ambientes con temperatura entre 25 y 30 C.
  • Para el despulpado manual, los frutos son triturados fuertemente con las manos, posibilitando, de esta forma, el desprendimiento del material pulposo de la semilla. El proceso es complementado con el lavado de las semillas en agua corriente.
  • La siembra puede ser efectuada directamente en sacos de plásticos de 17 cm de diámetro por 27 cm de altura o en germinadores. En el primer caso, los sacos deben ser llenados previamente con una mezcla constituida por 60% de tierra negra o suelo, 30% de estiércol y 10% de aserrín descompuesto. Las semillas presentan mejor desempeño cuando son sembradas en posición horizontal, a profundidad de 3 cm. En cada bolsa deben sembrarse dos a tres semillas y, cuando germina más de una, en una misma bolsa, debe ralearse, dejando solamente la planta más vigorosa.
  • Para la siembra en germinadores, el sustrato puede estar constituido de la mezcla de 50% de tierra negra o suelo, 30% de arena y 20% de aserrín descompuesto o simplemente de arena y aserrín mezclados en la proporción volumétrica de 1:1. En las camas de germinación no es necesaria la adición de estiércol o de cualquier tipo de abono; pues las plantas serán retiradas de este local después de la germinación, cuando gran parte de su nutrición aun se hace a expensas de las reservas alimentarias de la semilla. Lo importante es que el sustrato de germinación sea bastante leve y friable, permitiendo que las plantas sean extraídas fácilmente sin que ocurran daños en el sistema radicular en formación.
  • Las semillas deben ser sembradas en surcos distanciados 5 cm y a 3 cm de profundidad, a densidad de 50 semillas por mero lineal, posibilitando la siembra de 1,000 semillas/m^2.
  • Cuando las plantas alcanzan 10 cm de altura, situación en que normalmente ya presentan las dos primeras hojas abiertas, o incluso un poco antes, se puede efectuar el repique. Esta operación consiste en transplantar las plántulas de la sementera para bolsas plástico conteniendo el mismo sustrato recomendado para el caso de la siembra directa en bolsas. Las plántulas recién transplantadas estarán listas para ser llevadas al campo definitivo, después de seis meses, cuando tienen cerca de 30 cm de altura.
  • Cuando son sembradas en condiciones adecuadas de temperatura (25 a 30 grados C) y de humedad las semillas germinan rápidamente, Las primeras plantas salen 20 días después de la siembra y, normalmente, después de 38 días el porcentaje de germinación sobrepasa 80%. Una cantidad muy pequeña de semillas demora más para germinar, requiriendo, muchas veces, períodos de hasta 50 días.
Anuncios
Categorías:Jardín de la USB
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: